Hosting

Body: 
Al igual que tu empresa dispone de una dirección “física”, el sitio web de tu empresa también necesita un alojamiento web donde funcionar. Este tipo de alojamiento lo ofrecen empresas que te proporcionan una dirección o ubicación en Internet y que es donde se “aloja” tu sitio web.
 
Lo mejor es contratar con los servicios de una empresa de alojamiento que te proporcionara una dirección, el espacio en el servidor y el ancho de banda necesario, permitiéndole así a tus potenciales clientes y tus clientes encontrar a tu empresa por Internet.
 
Si además el sitio web de tu empresa es estable le estarás trasmitiendo confianza y seguridad a tus clientes, y esta estabilidad de tu sitio web debe ser el reflejo de tu empresa. La estabilidad también proporciona a tus clientes facilidad para acceder a el y si también dispones de una navegación fluida, puedes estar por seguro que estarán contentos.
 
Debes de disponer de un servicio de alojamiento web estable y fiable, así te aseguras de que tu empresa no se vea afectada. Y recuerda que un pobre servicio al cliente y la ausencia en la estabilidad del alojamiento web de tu sitio de empresa es un problema importante, así que debes asegurarte bien al elegirlo.